2007/04/03

Egoteca 1



A Humberto lo conocí en la primera Conque en el Poliforum Cultural Siqueiros, yo fui por curiosidad a esa convención, yo ya no leia comics y ya casi no dibujaba, en esa ocasión anunciaban a Humberto como el primer dibujante mexicano trabajando en DC Comics, el solo hecho de saber que se podía vivir de hacer dibujos me motivo bastante a seguir practicando, pero la idea de trabajar en algún título de DC era un sueño, y saber que alguien de México lo había logrado era suficiente para que yo continuará en la busqueda de ese sueño.
Durante la Mecyf de 1998, Humberto esperaba fuera del auditorio momentos antes de dar una conferencia, yo estaba en la mesa de Ka-Boom Estudio haciendo dibujos en técnica de scratch a los visitantes de la feria. El stand estaba justo enfrente de la puerta del auditorio donde estaba Humberto y sucedio algo muy raro en ese momento, se abrio un espacio entre la gente, me refiero a que siempre habia gente esperando un dibujo y yo no podía ver mucho más alla del borde de la mesa; pero pasó que pude ver a Humberto, levante la mano y lo salude a la distancia, él se acerco a la mesa y comenzo a hojear mi carpeta, ya en otras ocaciones Humberto habia visto mi carpeta pero esta vez dijo -"Me gusta tu trabajo, te voy a regalar una de mis paginas", yo no lo podia creer, me quede sin habla giré la cabeza como buscando a alguien que me pellizcara, vi a Oscar que me decia -"Acepta, ni yo tengo una". Eso era mucho más que una felicitación y no sabia que decir, creo que solo le di las gracias. Días mas tarde lo visite en su departamento que estaba ubicado en el Eje Central, me contaba de los planes que tenía de sacar un comic acerca de vampiros, conversamos de nuestros gustos en comic, los que veian su trabajo aseguraban que el hacia sus dibujos estilo manga y no era asi... y cosas por el estilo, al momento de despedirme me dio la opción DV8 o Impulse. La pagina que me obsequio salio publicada en Impulse 23 en marzo de 1997.
Obtener el reconocimiento no solo de Humberto sino de otros tantos autores que admiro, a significado más que cualquier premio de dibujo o cosa parecida.

Publicar un comentario