2009/10/02

El silencio

Una marcha que sigue haciendo eco en nuestros corazones, más no, en nuestra fuerza de voluntad, ni en una unidad real como pueblo. "Salvece quien pueda", fue el mensaje que que nos enviaron nuestras autoridades. Seguimos corriendo como estampida pasando unos sobre otros, solo importa salvar la vida propia y francamente creo que no lo estamos logrando, lo peor del caso es que ya no necesitan bayonetas para doblegar nuestra voluntad.
Publicar un comentario